sábado, 31 de julio de 2010

nights worth living

es algo muy extraño. no se puede negar que hay distancia, tampoco que hay algo que la acerca, de una misteriosa forma. que un viaje abre una ventanita pícara. que unas horas pasan volando en esa compañía abstracta, virtualmente ahí, pero inevitablemente en otro lado. y que una mariposa rebelde se instaló en mis nochecitas.

lo que no puedo negar es que estoy sonriendo.

viernes, 30 de julio de 2010

el final de un camino


hoy le puse punto final a la tesis. no fue una grata sensación, porque el tiempo apremiaba para organizarla, guardarla e imprimirla. la entregué casi con dos horas de sobra.
un día largo por demás, y raro. me dormí a las 7.30 después de muchas horas noctámbulas de últimos ajustes, con alguna que otra larga interrupción muy bienvenida. a las 8 me despertó papá (no me dio tiempo ni de soñar lo que quería soñar) y fuimos a donar sangre. la donación bastante bien, tuve que mentir en las preguntas previas ("ha descansado más de 5 horas?") y adelgacé 300 gramos de sangre. me sentí un poco mal cuando ya estaba liquidado el asunto, o sea, cuando te dan el café o la coca para que te repongas. ahí mi presión hizo gluuuuuu y bajó a niveles estrepitosos. la piloteé, dije que me sentía bien, y al rato quise escapar de la salita con destino al cuarto de mi abuela A (214, a menos de 50 metros), pero me sentí tan mal que no había dado ni cinco pasos y me senté en la primera silla que vi. lo siguiente que me acuerdo es que las enfermeras me estaban levantando las piernas, y yo estaba tirada en el suelo. y la cara de bochorno de papá lo decía todo.
y ta, entregué, y no puedo más con mi vida, pero dejé como 5 kilogramos de papel en la universidad para que lea alguna víctima que tenga que hacerme de tribunal en un mes. querían tesis, tomen. yo ya hice lo mío. y me voy a dormir con el cerebro exprimido, contracturas y los ojos chiquitos de leer en la pc, pero tan tranquila... :)

martes, 27 de julio de 2010

lo único bueno de hoy


mal día. todo. en general. un desastre.

excepto dos cosas. o quizás alguna más, pero sobre todo dos.

la primera, que mi hermana del medio cumplió sus 22 años en algún lugar de parís.

la segunda, que hubo sol, y que mis amigos me dieron ánimos.

nada más. ojalá mañana sea mejor. i need a day worth living.

lunes, 26 de julio de 2010

oda al hockey

no hay como sentir el dolor en los músculos al día siguiente de un partido. o el orgullo de ver ese moretón verde en medio de mi rodilla y saber que fue por intentar frenar un tiro peligroso. me gusta sentir que mis piernas están cansadas y saber que hay diez pares más que me acompañan en el cansancio. o mirar mis manos y lamentarme de las cicatrices de los nudillos, pero en el fondo creer que me hacen más fuerte, y definitivamente, mucho menos delicada.

me encanta el ritual de ponerme las medias, las canilleras, los zapatos con tapones. la camiseta es el símbolo de nuestro esfuerzo, y el número que llevo en la espalda me hace sentir importante. soy parte de un equipo, no es pavada. y por más intrascendente que a otros les resulte un encuentro deportivo un sábado a las cuatro de la tarde, para mí roza lo sagrado. y eso que no jugamos por dinero, ni por grandes trofeos, ni siquiera por el reconocimiento, porque el hockey es un deporte pequeño en este país. jugamos por amor al arte, por el placer de ver la victoria en las caras de las compañeras, por gritar un gol, por el honor de ser mejores que las demás en lo que tanto nos gusta. por la amistad y por el esfuerzo. por la gloria que nos inunda el pecho aunque afuera de la cancha sólo nos aplaudan tres personas. por saber que dimos todo y un poquito más también. por ganar, pero sobre todo, por jugar bien.

amo mi palo como si fuera mi mejor brazo. sólo con él le puedo imprimir una velocidad mortal a una bocha. he tenido varios, y trato de que se sientan orgullosos de mí. parece tonto y ridículo, y muy cursi, pero es así. cuando un palo que me fue muy fiel no da para más, lo quemo, y dejo que el fuego le rinda homenaje. es curioso como los objetos se convierten en símbolos. es que dejan de ser simples objetos, y son parte de uno, protagonistas de anécdotas deportivas que se asemejan a relatos de guerra.

voy a jugar al hockey hasta que la vejez me diga basta. espero no lesionarme gravemente. espero poder seguir corriendo bochas y marcando jugadoras durante muchos años más. espero que al equipo le quede mucha vida, porque recién tiene seis años. espero que sigamos siendo amigas aunque algunas abandonen las canchas. espero que sigamos sintiendo que un error es de todas y un gol también. quisiera ser mejor, más rápida, más ágil y tener más punteria. nunca voy a alcanzar un nivel profesional, ni de lejos. eso lo sé, por mucho que duela. no soy una gran deportista. por lo menos, no tengo el cuerpo ni el estado de una. pero espero tener el espíritu, y la dedicación. me esfuerzo en eso, y lo seguiré haciendo. me chillan los músculos de dolor de los dos partidos de este fin de semana. pero me voy a práctica.

sábado, 24 de julio de 2010

está pero ya no está

mi abuela A estuvo internada varios días. no entendí bien qué le pasó, pero la conclusión final es que tuvo un avance tremendo en su senilidad. ahora ya está en la casa, y hoy la fuimos a visitar.

es triste verla. si ya estaba olvidadiza y floja, ahora es diez veces peor. le tiemblan las manos, los pies caminan enclenques, y su cerebro se pierde en una especie de éter en el que se va ahogando. le cuesta concentrarse. en muchas cosas es como un bebé. "tengo frío, tengo hambre, tengo sueño, quiero ir al baño". lo demás ya no es trascendente. sabe quiénes somos, pero probablemente no tenga idea de en qué día vivimos. se limita a contestar con frases breves lo que le preguntamos, pero no tiene interés en iniciar una conversación. ni siquiera tiene fuerzas mentales y físicas para tejer o hacer puzzles o palabras cruzadas, las tres cosas en que absorbía su existencia hasta hace algún tiempo.

no sé si le alegra que vayamos. no sé si se siente acompañada. creo que está en una soledad mucha más allá de nosotros, una soledad de la que tampoco es muy consciente. lo único que la distrae es la televisión, pero como una serie de movimientos y sonidos, porque le da lo mismo que sea un documental sobre pájaros que una telenovela o dibujos animados. pasa el rato mirando la pantalla, no hace ni el intento de cambiar de canal. sus ojos están fijos en algo que es la nada. sus manos no paran de temblar, y hasta el mínimo gesto de abrocharse un botón es una odisea. no hace ningún esfuerzo por vestirse, hay que vigilar que coma, y hasta para ir al baño requiere de asistencia.

como dijo papá, ya no es la que era. de mi abuela A no queda casi nada. las pocas chispas de ser que le quedaban se están extinguiendo, se va apagando, y sólo queda el cuerpo que cumple las funciones básicas para existir. se me hace un nudo en la garganta cuando pienso en papá, y en cómo ve desaparecer a su madre. en lo duro que debe ser aceptar esta especie de muerte en vida. en la impotencia de ver cómo alguien pierde las ganas de vivir.

mi abuela A siempre tuvo debilidad por mí. y yo nunca se la correspondí bien. cuando era chica, me regaló para mi cumpleaños un sobre de dormir lindísimo, muy abrigado y con un dibujo de una niña. y yo me puse a llorar porque quería una barbie con vestido de novia. así de tonta y desagradecida fui con ella. y mi pobre abuela me acompañó a comprar la barbie. y en el momento en que tuve la muñeca nueva en mis manos supe que había sido una nieta horrible. y el sobre de dormir siempre fue muchísimo más lindo y útil que la barbie, y mi abuela probablemente se haya olvidado de mi pataleta, pero a mí me quedó grabada, y espero nunca más haber sido tan mala con ella, tan malcriada y tan idiota. perdón.

mi abuela A está pero ya no está. es un cuerpecito menudo y viejo que mira al vacío sentado en un sillón. y eso me causa mucha pena. qué fea es esta vejez que la aisla, que se la lleva sin llevársela, que la humilla, que la empequeñece. qué fea mirada sin brillo, sin luz, sin espíritu. y qué feo saber que sólo le espera una cosa, y que ella tampoco espera nada más.

viernes, 23 de julio de 2010

reencuentros

siguen igual de mansos, igual de inocentes, igual de alegres, igual de cariñosos.

los extrañé, amigos.

ojalá que siempre seamos así, y que el tiempo nos pase pero que no nos separe.

jueves, 22 de julio de 2010

día gris plata

montevideo, estás linda. el agua del río está serena y parece un espejo. no es transparente, es plateada, y apenas se mueve. y la bruma que lo inunda todo desde hoy de mañana, con pequeñas treguas, hace que se confundan el mar y el cielo en una especie de humo pálido, frío y mucho más cercano que el horizonte de siempre.

hay poca gente en la calle. hoy hasta los perros llevan abrigos, y el tráfico apenas se oye como un rumor errático bajo la música que emana de mis auriculares. no me importa el rumbo ni el ritmo que llevo, sólo quiero reencontrarme con mi pedazo de rambla, mi tardecita gélida que hace que sienta vivos los cachetes, y que guarde las manos en las mangas del buzo.

así de chica es montevideo, que al cabo de unos kilómetros me encuentro con una amiga, y la caminata se enlentece para acompasar la cadencia de los chismes que me cuenta. y en un rato estoy al tanto de algunas de las cosas que me perdí mientras vagaba por otros continentes. y quedamos para vernos mañana, que por suerte es viernes, día en que algunos de mis amigos salen de su letargo laboral y estudiantil, pero sólo algunos, y sólo a medias. es lo que tiene mi ciudad, ese movimiento de tortuga, mínimo, ridículo comparado con el frenesí de estambul, la noche eterna de roma o el latido permanente de madrid. pero me gusta su paz, y en cierta forma la extrañaba. aunque muchas veces me gustaría sacudir un poco la modorra que nos va carcomiendo las ganas de hacer cosas en invierno. no deja de ser desesperante y algo solitario ser montevideana, y menos una sin trabajo ni estudio que rellenen sus días.

una pena que estos días tranquilos vayan a tener fin. sinceramente no sé qué quiero hacer con mi vida de ahora en más. estuve googleando opciones, y una que me llamó mucho la atención es un máster en narrativa (en el exterior). pero ya es tarde para inscribirme este año, y no sé qué tan viable como opción laboral es ser escritora. probablemente poco viable. extraño escribir cuentos, quiero terminar con la tesis de una vez y ver si me sale alguna historia nueva. probablemente tenga que sacar mucha mierda a la luz antes de escribir nada digno. pero bueno, me divertiré o sufriré en el proceso, o ambas cosas a la vez. en una semana y un día entrego la memoria de grado, si todo sale bien (y sino también). después de eso tengo que encarar la vida seriamente, y temo ese momento.

mi trabajo ideal tendria que tener mucho que ver con creatividad. seguramente sea algo de escribir, y si estuviera involucrado internet creo que me gustaría más. y sobre qué escribiría, bueno, he descubierto que vivir de vacaciones no está nada mal. inventar cosas tampoco me disgusta. existe un trabajo así? no sé, pero ojalá que sí.

así que mientras tanto disfruto de mi tiempo libre. libre en todos los sentidos. me gusta esta libertad perezosa y tranquila, así como me gusta la libertad loca e impetuosa que me asalta a veces. me gusta salir a caminar cuando tengo ganas, y que la tarde se convierta en noche imperceptiblemente. mientras escribo estas líneas, el cielo de montevideo se volvió azul piedra, plagado de nubes como manchones, una sábana sucia que va cubriendo la ciudad. la noche también es libre, y los sueños que vienen con ella son inciertos y raros. no estoy preocupada. todo va a salir bien.

miércoles, 21 de julio de 2010

veinte años no es nada

mi hermana pequeña cumple hoy dos décadas de existencia. así que en teoría ya no es muy pequeña. hace tiempo que no le robamos sus mejores barbies, ni llegamos del colegio para encontrarla viendo la cenicienta por milésima vez. no quita que yo le siga diciendo dwarfin a veces. ni que papá la siga viendo como una bebé -aunque supongo que eso no va a cambiar nunca-. así que feliz cumpleaños hermanilla menor, y que lo mejor de la vida todavía esté adelante nuestro.

martes, 20 de julio de 2010

periplo (XIX) - roma y el final.

hace muchos días que no escribo. no me pienso justificar. escribo si quiero y si no quiero no escribo. así que sólo voy a decir lo que me parece necesario decir.

primero, que estoy de vuelta en casa. extrañaba a mi gato, mi computadora, mi cama y mi palo de hockey. de uruguay extrañaba el frío, el dulce de leche y la gente que quiero. poco mas.

segundo, a la tesis no la extrañé nada y la sigo odiando bastante. en 10 dias la entrego. faltan ajustes.

tercero, roma. resumo. calor. calor. calor agobiante. cientos de miles de turistas en todos los mismos lugares que yo. plazas sin bancos de plaza. fuentes lindas y muy lindas como la de trevi. construcciones wow como el monumento a victorio emanuel II. cosas muy viejas como el coliseo, que de noche quedan místicas iluminadas. lugares que impresionan por la pompa y circunstancia, pero por poco más, como la catedral de san pedro. y obras de arte como la capilla sixtina, que vista en realidad no es nada que ver a como es en fotos. parece que las figuras son en relieve y no que un pibe las pintó durante meses, no quiero imaginar su tortícolis por mirar tanto al techo. y después no hay todas las tiendas de ropa que yo imaginaba que iban a haber. y no hay italianos en roma en julio. sólo turistas. y no hay arboles. eso me estresa. y las calles de adoquines rompieron las ruedas de mi valija. parece todo horrible no? es que fue un poco malo, digamoslo claramente. me gustaron algunas cosas, pocas. después el calor aplastó otras que podrían haber sido muy buenas. así que tendré que volver (en invierno, claro!) y con amigas. me parece que roma se disfruta mejor con amigas.

pero no me quejo. para nada. mi viaje tuvo un final genial que no voy a relatar porque no tengo ganas. y me encantaron todos los días desde el primero al último. cada tierra tiene su magia, todo fue nuevo y loco y lindo y único. creo que mi familia no se va a olvidar nunca este viaje. me llevo mucho más que unos souvenirs y unas postales. en madrid me sentí como en casa. atenas es una joya. santorini un paraíso sin vegetacion, pero un paraíso al fin. rodas es como vivir en el medioevo pero con aire acondicionado y playas. la costa turquesa es así mismo, turquesa, y bastante inexplorada y por eso quizás conserva su brillo. la cappadocia es algo salido de un cuento infantil, el lugar donde vivían los duendes, e invita a programas insólitos. estambul es una jungla extraña, que nos sorprendió, tal vez no con su mejor cara, pero que tiene sus lugares fascinantes como el gran bazaar, y un estilo de vida que por el contraste, nos choca. y a roma estoy decidida a darle otra oportunidad, porque seguro que tiene mucha vida. además descubrí que es más linda de noche que de día.

eso es todo (lo que cabe en un blog. en realidad es mucho más). terminó el viaje en good old montevideo, sin grandes complicaciones, con altibajos y aventuras, anécdotas y hasta nuevos idiomas. ahora a planear el próximo, quién sabe cuándo y hacia dónde. espero que el mundo no se haya cansado de mí.

martes, 13 de julio de 2010

periplo (XVIII) - rome alone

me reporto para decir que llegue a roma sana y salva, al hostel sana y salva (esto bulle de juventud, me gusta) y que hasta congenie con las ecuatorianas que hay en mi cuarto, asi que todo bien, salvo el calor, que es tan terrible (y son 11 pm) que para mi es humillante. y entender lo que dicen los carteles en la calle es absolutamente fabuloso. aunq no he hablado mas que ingles y espaniol aca. nada mas. no se lo que hare maniana.

domingo, 11 de julio de 2010

periplo (XVII) - estambul sos rara



estamos en estambul. yo pense que era una ciudad re moderna, no sé, que tenia rascacielos. en el centro no hay ni uno. es como una ciudad medieval, con mini calles todas desordenadas, con un transito del infierno (el taxi casi nos mata tres veces) y mucha pero mucha pero muchísima gente. en estambul (istanbul) viven 20 millones de personas. y ademas hay una buena cuota de turistas. así que la calle es un constante trajinar de seres humanos. HORDAS. y mucho olor corporal de gente que no usa desodorante.



estoy pintando un panorama precioso... es que no sé, salvo los edificios wow tipo las mezquitas y palacios, como que no es una ciudad LINDA. queda al lado del bosforo y del mar de mármara y del mar negro pero hay mucha mugre y mucha gente (no se si quedó claro) y olor a pescado y a turco.



llegamos ayer. aeropuerto bien, muchas medidas de seguridad para un vuelo interno. los equipajes pasaron la prueba del peso (aunque venimos con más bolsos de mano -en realidad son alfombras- que los permitidos, pero los hicimos pasar de incógnito).

en el aeropuerton nos tomamos un shuttle hasta el hotel taksim gönen, donde nos dijeron que nuestras habitaciones no iban a estar por un rato. el rato fueron mas de dos horas. y el lobby estaba lleno de gente con hiyabs (los pañuelos que usan las mujeres en la cabeza), medio que eramos los raros nosotros. no eran turcos sino de jordania y no sé donde. pero insoportables de ruidosos y con el ya caracteristico olor corporal. asi que nos fuimos a comer algo. mc donalds turco. poco rico. volvimos y tuvimos que seguir esperando. los cuartos son chicos y con la espera esa y el desayuno que no es todo lo fantastico que podria ser, este hotel va ultimo en el ranking. ademas de que esta lleno de gente con la cabeza tapada y eso me molesta. (no es discriminacion, es que realmente no entiendo por qué no se revolucionan esas mujeres!).

bueno, descansamos un rato (largo, porque además diluvió), y salimos a caminar por la calle istiklal (algo asi), que es peatonal y comercial. fue un shock la cantidad de gente que caminaba por ahi. se ve que es el programa juvenil del sabado a la tarde. la gran mayoria jovenes, y la gran mayoria, por suerte, sin pañuelos ni burkas ni cosas raras fundamentalistas. pero demasiada gente!

por esa calle llegamos a la torre galata, donde subimos a mirar el panorama de estambul. hay una vista de 360 grados, porque esta como a 60 m de altura, y no hay edificios de mucho mas de 5 pisos en la ciudad, asi que se veia todo. lindo, y sirvio para ubicarnos en el mapa. tomamos un cafe ahi arriba, y bajamos en el ascensor con un turco muy oloroso. la verdad que los olores no se aguantan. no sé como se acostumbran ellos a oler tan mal.

y después anduvimos por el golden horn bridge, que es un zoo en sí mismo, porque en la parte de arriba siempre está lleno de gente pescando, y en la de abajo hay restoranes y los tipos te acosan para que comas ahí. y no sé como hacen pero aunque no hablemos ya nos hablan en español, y nos preguntan si somos españoles o italianos (evidentemente turcos no parecemos). al final del puente hay una especie de plaza llena de gente y muchos sentados comiendo al lado de tres barquitos que se movian salvajemente por las estelas de los barcos más grandes. eran como carritos de chorizos, pero flotantes, y de pescado! y los cocineros se bamboleaban, una cosa tremenda, y todo el mundo comprando sandwich de pescado (papá compró obvio, porque la guia lo recomendaba, y la guia es nuestro corán). un asco el olor a pescado que habia ahi. y quisimos cruzar la calle y era por un túnel, y parecia el chuy ese tunel pero mil veces peor, desde juguetes chinos hasta gorros nike truchos, todo estaba ahi, y una mugre... y tambien nos acosaban. evidentemente acosar al posible cliente es el mandato turco numero uno para el buen vendedor.
en fin, liquidamos el paseo volviendo en taxi, y a ver el partido de uruguay, tambien altamente emocionante. una pena. igual aca a todos les cae muy bien uruguay y nos conocen por nuestra actuacion mundialista. y si nos dicen que perdimos yo les digo que mejor que turquia estamos, y se quedan calladitos.

ayer hicimos el masazo cultural. tour en sightseeing bus (con un enojo de papa hacia el turco tan mala onda uqe nos vendio los boletos - la solucion es putear en español, ahí se dan cuenta de que estas caliente), más mezquita azul, más agia sofia, más topkapi palace. impresionante la cantidad de gente que pululaba por los edificios esos. en resumen, los tres impactantes, pero mucho mas lindo el topkapi. la mezquita azul está bueno verla porque es una mezquita funcionante. y hay un olor a pata adentro!!! nos hicieron meter los zapatos en una bolsita, y taparnos rodillas y hombros. no precisabamos taparnos la cabeza.

despues agia sofia, no se si se escribe asi. fue iglesia primero y después la hicieron mezquita y ahora es museo. enoooorme, pero un poco vieja para mi gusto (ta, claro, tiene 1500 años). hay mosaicos y alguna cosa mas. en si es un gran edificio vacio, pero hay que verlo.

y el topkapi estaba absolutamente lleno de gente, desbordado. entrar en algunas habitaciones era un suplicio, en fila a ritmo de tortuga y con el OLOR de la gente, muchas de cabeza tapada, muchos idiomas raros, demasiado de todo. estaba bueno, pero el haren habia que pagar extra asi que no fuimos, y el tema de movernos entre las masas no es algo a lo que estemos acostumbrados. y hable ya del mal olor de la gente? en fin, medio torturante. lo lindo son los jardines y lo bien mantenido que esta todo. despues tomamos el bus de regreso y a morir al hotel, porque estabamos fundidos. vimos españa holanda, hinchamos por la madre patria que nos acepto como ciudadanas, y a soñar con los angelitos.

capaz que mis adjetivos son simplones y digo mucho que todo es lindo, pero bueno, a veces es simplemente lindo, ni mas ni menos. y no tengo muchas ganas de pensar otras formas de describir las cosas. a gatas estoy escribiendo esto, con tres dias de atraso. ah y volvieron a dolerme los pies en la primera pisada del dia. sin duda son las grandes ciudades las que me agotan mas.

hoy fue un programa mas divertido y prometedor. gran bazar! y ya sabiamos que nos iban a acosar pero fue muy genial. todos nos felicitaban porque pensaban que eramos de españa. y ademas te piropean, te dicen "dulce" o "honey" o "maricarmen" (todavia no entendimos por qué), uno vino y me dijo "let me say you something, are you an angel?", pero así todos con todos, es re normal. y bueno, el regateo es genial. no compramos mucho, lo que se vende son muchas joyas y biyou, souvenirs, ceramicas, lamparas, baratijas y poco mas. pero de eso, hay miles de quioscos. el mercado es como un shopping gigante pero "mas chuminga", como dice papa. las tiendas no son tiendas pero tampoco son stands de feria. y en cada una (que dice mama que hay como 4000) hay uno o dos hombres (nunca vimos ni una mujer vendiendo nada) que te dicen "excuse me. excuse me" y te ofrecen cosas y te piden que entres al sucucho a que te muestren cosas, es gracioso. un anillo divino que me pedian 75 lo lleve por 40 (me dio pena el tipo, porq de verdad le arranque la cabeza). descubrimos que mi hermana del medio y yo por lejos somos las mejores regateadoras de la flia. papa es el peor. y mama dice que regatea pero se conforma facilisimo y no actua como pobre, cosa que nosotras si. tambien compre una funda de almohadon, algun chirimbolo de colgar de ceramica (son divinos, pintados a mano), y un caballito para la coleccion, que es de bronce (creo, ni idea) y pesa como un kilo, por suerte se lo lleva mi hermana mas chica en su valija.

ahora estamos de regreso en el hotel y se van a ir a andar en barquito por el bosforo. a mi la verdad que no me fascina el programa y ademas estoy cansada. me duelen las piernas y la espalda y no quiero ver mas gente por un rato. y no tengo ni una lira más (en realidad le debo 25 liras a mama y mi hermana, pero eso siempre me pasan) y mañana espero aprovechar un poco la piscina del hotel para un ultimo bronceado. mi avion a roma sale a las 4, pasando por atenas antes, asi que de noche recien estaré en la cittá italiana. y los demas parten a madrid-bsas-montevideo a las 5.30, asi que vamos juntos al aeropuerto.

se acaba turquia, que fue rara, loca, irritante a veces, multitudinaria, multifacética, paisajistica, arida y colorida, estresante y tranquilizadora, como que todo junto. la costa me gustó pero yo no soy tan fan del mar. la capadocia fue lo mejor. y estambul es un manicomio del que esperaba más. pero la gente es hiper hospitalaria (los hombres, porque con mujeres casi no hemos hablado! o sea, no trabajan mucho en el area de servicios, no nos aceptan, no sé bien lo que es. y no las entiendo a ellas y sus pañuelos en la cabeza, me desilusionan. están varios siglos atrasadas en mi opinion, y les faltan años para tener los mismos derechos que los hombres en los hechos -supuestamente en lo legal ya los tienen-). pero los hombres son un show, fichadores, simpaticos, algunos malhumorados, te regalan cosas, algunos huelen horrible (en el mercado no, por ejemplo. se ve que los vendedores se bañan), algunos es imposible entenderles nada (como los de la recepcion de este hotel de noche), algunos te putean, otros te piden que les des un beso, te ofrecen te (en el mercado varios nos ofrecieron), y te hacen descuentos en las cosas. ademas si compras varias cosas te regalan algo de yapa, como las frutas o un caramelo en el quiosco. son buena onda en general.

en fin. eso es todo, la proxima vez que me reporte creo que va a ser desde roma, siendo estafada en algun ciber. italia here i come, ultima parada del periplo europeo. arrivederci.

viernes, 9 de julio de 2010

periplo (XVI) - camellos, túneles y quads

el dia de hoy empezó con un nuevo magnifico desayuno (la ensalada de frutas de este hotel es deli). después todos a la mega van y rumbo a derinkuyu, un pueblo al sur de donde estamos, no para ver el pueblo sino lo que hay abajo: la ciudad subterranea. es una de las alrededor de 100 ciudades subterraneas que se supone que hay en esta zona, y una de las 37 que fueron descubiertas (el resto no se sabe donde estan).

en la entrada decia no apto para gente que sufre de diversas afecciones. entramos atras de un guia que hablaba un ingles dificil de captar (un inglés aturquesado), pero algo le captamos. resulta que bajamos hasta 80 metros bajo la superficie, la mayor parte por mini tuneles en los que me tenia que agachar mucho para pasar. todo esta cavado en la roca, y nos mostraron donde cocinaban, donde dormian los soldados, las puertas que tenian para defenderse de enemigos (se encerraban ahi abajo hasta 6 meses, con animales y todo, hasta 5 mil personas). habia una iglesia con forma de cruz y una especie de salon comunal donde castigaban a los que cometian delitos, deliberaban, etc. estaba lleno de turistas y habia lugares donde habia que esperar que pasaran los que iban en un sentido para que avanzaran los que iban hacia el otro, porque era tan estrecho que solo entraba una persona y muy acuclillada. y ahi abajo hacia hasta frio!!! es que tenian una ventilacion imponente, y la roca no se que tiene pero es fresca. a mi no me paso nada tipo claustrofobia, pero los demas no pasaron muy bien, y papa casi que ni entró. es que tambien habia mucha gente y los espacios eran chicos.

cuando salimos de ahi, en ese pueblito habia unas mujeres (en general viejas, con ropa muy tipica y los infaltables pañuelos en la cabeza) que hacian muñecas. yo me queria sacar una foto con ellas asi que les pedi a dos que estaban juntas. y fue una locura!!! las señoras de alrededor vinieron a la foto como locas, y todas revoleando las muñecas para que les compraramos. "one lira! one lira!" decian, y yo les compre porque me daban lastima pobres señoras, aparte las muñecas son simpaticas. y venian las otras doñas a las que no les compre y me acosaban, y nos querian sacar las monedas de las manos! y asi hasta que nos subimos al auto, llevandonos tres muñecas. nos tuvimos que ir rapido porque nos perseguian! pero muy comico y la foto es de las mejores del viaje.



de ahi, con 400 grados celsius de temperatura, nos fuimos a goreme (es como el centro de la cappadocia, un pueblito mitad casas y mitad pitorros deshabitados) y ahi visitamos el open air museum, que son varias iglesias cavadas en la roca, algunas con frescos muy lindos e interesantes. vimos 4 o 5 de las 10 (porque para la mejor habia que pagar mas, y porque estabamos un poco deshidratados y cansados).

ah, me olvide de uno de los puntos más divertidos del viaje!!! antes de ir a ese museo, nos sacamos fotos en camellos!!! habia tres camellos con sus ajuares pintorescos respectivos, y mis hermanas y yo nos subimos cada una a uno. el mio estaba malisimo! resoplaba y todo. es que era hembra y estaba con su camello bebé de 2 semanas! una re ternura, aparte vino y me dejaba tocarlo, divino. mi camella se decidió echar, y tuve que agarrarme fuerte porque la arrodillada de camello es complicada. pero todo bien, me mantuve arriba, y mama nos saco varias fotos con los camellos grandes y el bebé (quiero un camello!!!). y vino un nene que los cuidaba y le empezo a dar besitos en el hocico al chiquito, lo mas tierno del mundo, obvio que tuve que imitarlo! el hocico de camello es super suave :)



bueno, despues de esas aventuras por las iglesias nos sentamos en un boliche por ahi, en un lugar donde hay varias "tiendas" de baratijas y souvenirs tipicos (nos probamos babuchas y la verdad que no me favorecen en nada). despues de un almuerzo cuya base fue la coca light fria me fui a recorrer las tienditas porque queria un anillo. y en la primera que entre vi unos y pregunte el precio y el pibe que atendia me dijo 30 liras (20 euros aprox, 250 pesos). y le dije q era mucho, y me dijo 25, al tiempo que obviamente me chamullaba: que de donde era, si de españa, que cuanto iba a estar, uruguay, lugano (lugano es figura nacional en turquia, todos los que saben de futbol lo conocen y lo adoran, y es el vinculo que tenemos para que sepan qué es uruguay), que a donde iba despues de ahi. y yo le dije q 25 era mucho, que me iba a seguir mirando por ahi otros anillos. y me dice, no, pará, no te vayas (en ingles, claro, toda la conversa en ingles indio), a vos te hago precio especial, 22 liras (el verso tipico que nos hacen en todos lados). y le dije que 21 porque tenia una moneda de 1, y bueno, me acepto la oferta y me quede con mi anillo rojo enorme. pero no terminó ahi. me dice "veni" y me lleva para otro sector de la tienda, y de una cajita revuelve y me dice "te voy a dar un regalo para que te acuerdes de mi" (ya me habia dicho su nombre, ahmed, y yo le dije el mio pero ni ahi lo pudo pronunciar bien). y en la cajita yo veia unos monederos medio pichis, y ta, pensé "de arriba un rayo, claramente", y revuelve más y me da un collar! y lindo y todo. bueno, lo deje que me lo pusiera (el collar ta?) y ademas me puso un alfiler de gancho en la remera con un amuleto de esos que abundan por toda grecia y turquia contra el mal de ojo. y ta, ahi le dije gracias y alguna pavada y me fui, y ya todos estaban yendo a la camioneta, y el tipo me entro a seguir (era un turco raro, rubio y de ojos claros, pero no lindo) y preguntar de la familia, muy gracioso. y despues saludaba de lejos. nos fuimos medio rápido jajaja! pero ta, no es raro porque a mi madrina le pidieron casamiento cuando compraba alfombras. es como un juego, no sé, no entiendo pero si me regalan cosas, bienvenidas sean las propuestas matrimoniales turcas! igual ahmed no se atrevio por suerte.



y de ahi al hotel y a la piscina y después, paseo en cuadriciclos! con papa y mi hermana del medio nos metimos en un tour de 2 horas, muy lindo y los paisajes barbaros. pero quedamos con tierra hasta entre los dientes! los quads eran una papa de manejar, cambios automaticos, asi que ningun problema. lo unico malo era la tierra y que en el tour iban como 6 brasileras medio lerdas para andar, entonces a veces ibamos lento. pero en general re bien, a mi piloto de formula 1 interior le encanto.

despues de armar la valija y un baño rapido, a goreme a cenar, en un restoran con terraza mirando las rocas picudas y el pueblito iluminado. comi spaghetti porque era barato (queria pollo al curry pero papa insiste con que elijamos por la derecha, es decir, por el precio), pero estaban deli. con picantes por supuesto. y el mozo era muy simpatico, nos conto que era irani y los turcos no lo tratan muy bien, pero que se va a eeuu, a los angeles, en 10 meses (esta desesperado por irse), y nos dijo que eramos muy buena onda (en varios lados nos dicen eso, como que caemos bien los uruguayos).

se acabo la capadocia, queda solo estambul de turquia y después rome alone! 10 dias mas y vuelta a montevideo. que shock va a ser eso. viene tan bien todo! la verdad que una mala vida estamos teniendo... pero bueno, mañana vamos a kayseri, al aeropuerto (son 80 km), y devolvemos la camioneta que tan util nos ha sido, y despegamos 9.30 a estambul. es la ultima etapa familiar, la ultima etapa turca, y me ilusiona mucho. me reporto cuando esté ahi. turquia no nos puede fallar, venimos barbaro en el internet gratis asi que espero que el hotel ese lo proporcione sin cargo. y brindo por las 16 entradas de viaje que voy teniendo, por mi inimaginada constancia y por el embole que se agarran los pocos valientes que leen todo esto. gracias por viajar conmigo.

jueves, 8 de julio de 2010

periplo (XV) - ballooning

no dormi nada. me agarro como un insomnio molesto, no encontraba posicion comoda, y hacia un calor terrible en el cuarto. es que era como una caverna y no tenia aire acondicionado (ahora nos cambiaron a otro con menos vista pero con aire, no se podia estar en el anterior). cuando creo que me dormi fue en seguida de escuchar el primer llamado de las mezquitas, creo que eran las 4 am. Y 4.30 sono el despertador, y a las 5 nos paso a buscar la combi que nos llevaba a donde despegaban los globos. me habian dicho que me abrigara, lleve un saquito y una campera, pero la mañana no estaba nada fresca, mas bien muy agradable.

en la combi iba una familia india pero no hablaron mucho. nos dejaron en medio de un descampado donde habia varias camionetas mas, y otras con trailers donde llevaban las canastas y los globos doblados. habia cafe y galletitas, y turistas de todos lados. los señores trabajadores de los globos empezaron a desempacarlos, estirarlos e inflarlos. es fascinante ver inflarse un globo enorme de esos. nos mostraron cual iba a ser el nuestro, que era uno de los ultimos en empezar a inflarse. sin embargo estuvo pronto en 10 minutos, cuando algunos de los otros (habia un montón de globos inflándose en la vuelta) todavia no estaban del todo derechos. el globo lo extienden como entre seis hombres y le atan la canastita, pero de costado, apoyada conta el suelo por uno de los lados. ahi le dan aire caliente y el globo se empieza a hinchar, hasta que se pone derecho, apuntando al cielo, y la canasta se endereza. ahi fue cuando nos dijeron que subamos, mientras entre los seis o más tipos lo sostenian con cuerdas para que no se fuera volando todavia. el capitan se presento y nos dio unas indicaciones para el aterrizaje, y salimos.

muy magico, porque algunos globos ya iban empezando a volar y nosotros mirábamos los que todavia quedaban en tierra, la gran mayoria. ibamos con una pareja de neozelandeses que viven en india, muy bien los señores, y eran grandecitos asi que no estaban para mieles (los mieleros son plaga turistica). y volamos como alrededor de la meseta enorme que se ve desde el hotel, todos los globos a distintas alturas, subiamos y bajabamos segun como le gustaba al capitan, que nos hacia pasar rozando por los arboles, y en una tocamos una de las rocas porque la presion nos llevaba para abajo.

los primeros, no sé, 30 minutos los lleve barbaro. saque un monton de fotos hasta que se le acabo la pila a la camara. vimos salir el sol desde atras de la meseta, y los globitos (desde el aire eran mini), que eran como 30, todos volando a la vez, una cosa imponente, como un enjambre de gotitas. habia coloridos y otros no tanto. el nuestro era de los colores de la bandera gay, precioso, y la vista hacia arriba, hacia el globo en si, era buenisima. el capitan prendia el fuego ese a gas (hay dos garrafas especiales para globos en donde va el capitan, nosotros vamos parados en dos compartimentos del canasto, y el capitan en un tercero mas chico, y nos podiamos mover relativamente para asomarnos por distintos lados del canasto). el fuego era tremendo, mi cabeza por momentos ardia del calor que le daba. obviamente que el saco y la campera quedaron en el suelo del canasto, porque frio no tuve nunca. para subir, cada tanto, abria la llave del gas y el fuego hacia mucho ruido, pero en general ibamos en silencio, volando sin sonido. eso era lo mas lindo de todo. y volamos casi al ras del suelo, parecia que nos ibamos a chocar con las rocas. pero el capitan la dominaba bien y jugaba con nosotros.

en un momento subimos altisimo, como a 700 metros, nos mostro los pueblitos que hay en la zona, donde nació él, ugrup, con dieresis en las dos u. el fue el ultimo de su familia en nacer en una cueva, porque vivian en una de esas cuevas que abundan en las rocas pitorro (asi les puso papa, parecen viviendas de duendes, son muy raras, como rocas picudas con ventanitas y puertitas, estan en todas partes aca y en algunas la gente todavia vive, aunque la mayoria estan vacias). les llaman palomeras, porque hacian cuadraditos chiquitos, como nichos, para que las palomas hicieran sus nidos en las rocas, y después se las comian (hace muchos años no? no creo que la flia del capitan lo hiciera) y usaban la caca de paloma para fertilizar. desde el aire se veian barbaro todas las cuevas, algunas laderas rocosas parecen edificios mirados desde el valle, tienen hasta siete pisos de ventanas.

y cuando subimos tanto me mareé un poco, pero no llegue a sentirme mal mal. a la hora y algo aterrizamos. tuvimos que agarrarnos de unas cuerdas que hay y agacharnos, como haciendo fuerza hacia abajo. y el capitan tenia a todo el equipo en tierra, ya con la camioneta ahi, y cuando nos acercamos les tiro una cuerda que agarraron entre cuatro y el globo los arrastro corriendo hasta que lo pudieron medio frenar, la camioneta ya se habia ubicado y chas, estacionamos arriba del trailer! y los tipitos en 10 minutos habian doblado el globo, preparado una mesita con copas de champagne y jugo de naranja, y todos brindamos, como es tradicion desde el primer viaje en globo (fue en champagne, francia, y cuando vieron que llegaron a salvo decidieron brindar con lo primero que tenian a mano... champagne obvio). y nos dieron unos certificados de que volamos, foto con el capi, foto de los tipitos todos sentados arriba de la tela doblada del globo (para aplanarla se tiran todos arriba), y ta, la combi que nos paso a buscar estaba ahi en medio de la nada lista para llevarnos. ahi obviamente habia un pibe que nos vendio las fotos de antes de despegar a 20 TL (turkish liras). y llegamos al hotel antes de las 8 de la mañana para tomar un buen desayuno y dormir una siesta.

después piscina, de tardecita un paseo medio inutil en auto por los pueblitos de la vuelta y los lugares panoramicos (y papa buscando los pitorros especiales que vio en una foto y que no encuentra en ningun lado), y volvi al hotel y a la cama, hasta ahora, que llovizna y ya es de noche, que creo que voy a seguir durmiendo porque estoy muerta.























miércoles, 7 de julio de 2010

periplo (XIV) - capadocia at first sight

estamos en capadocia. el hotel es super top, parece medieval mezclado con árabe y tiene una vista lindísima de lo que sea que es la capadocia (llanura? mesetas? rocas picudas con cuevas? cosas extrañas). todavia no tengo muy claro de qué se trata este paisaje pero tiene algo que ver con restos volcanicos, y rocas erosionadas en forma rara (parece que tienen sombreritos), y pueblitos diseminados y cuevas y cosas cavadas en las piedras por los primeros cristianos, los constantinos, que vivian hasta 7 pisos bajo tierra para esconderse de los árabes que los vinieron a invadir, segun lo que entendi. estamos en urchisar, un pueblito raro, con calles de adoquines y casas medio derruidas y medio no, con las cuevas esas antiguas entre medio y el "castillo" (que es una roca grande con aberturas) en la cima de la colina esta donde estamos.
fuimos a cenar a un restorancito que tiene nombre en frances "la oveja roja" (pero en frances, la nosequé rouge), cuyo propietario o mozo o lo que sea es un turco que vivio en liberia y en paris, y comi unos ñoquis turcos con yogur y salsa de tomate (y ajo en pila), muy ricos. no esperen verme mas flaca a la vuelta... :(
y cuando volviamos caminando del restorancito, que en si era un patio lleno de flores y plantas y decoracion turca (alfombras y ese tipo de cosas), por la callecita a oscuras y viendo las luces de los pueblitos de alrededor desde arriba (porque este pueblito queda más alto y por eso el hotel tiene vista, está como colgado de la ladera), empezamos a escuchar los llamados de las mezquitas. todavia no habia hablado de esto pero es muy curioso y lo venimos escuchando hace un tiempito en turquia. resulta que hay mezquitas por todas partes, dos o tres hasta en los pueblos mas chiquitos, y se distinguen fácil por los minaretes altos, que tienen megáfonos. eran donde el "sacerdote" (que se llama otra cosa en el islam, obvio) hacia el llamado para las cinco oraciones diarias (subia a la torrecita y gritaba). ahora es mas tecnologico, o sea, en cinco momentos del dia suenan los megáfonos con cánticos, y recien veniamos escuchando el de la noche, y habia una mezquita muy cerca y se escuchaba medio lugubre al lado nuestro, y las otras le hacian eco en distintos lados de la llanura, desde otros pueblitos, muy magico.
me voy a dormir que mañana a las 5 am nos vienen a buscar para volar en globo. sale un coco y lo tenemos que aprovechar a full! dicen que tenemos que abrigarnos, asi que capaz por primera vez paso un poco de frio, que no vendria nada mal. despues cuento como va eso, y quiero entender como funciona el globo porque no lo capto todavia. hasta mañana.

periplo (XIII) – crónicas atrasadas: patara, kas y antalya

Otra vez escribo desde el microbús. Ahora dejando la costa turca (la “turquoise coast”), en realidad hace rato que la dejamos, porque son las tres de la tarde y salimos a las 9.30 de la mañana de Antalya.

Acabamos de pasar Konya, que es la ciudad turca donde los musulmanes son mas conservadores (por ende nuestras polleras cortas y muscul
osas son cuasi sacrílegas). Las mujeres andan de pañuelo en la cabeza y polleras larguisimas y manga larga (sí, larga, con este calor). Los hombres andan con pantalón largo tambien. Paramos comer en un restaurante muy groncho y bastante chuminga, donde por supuesto los mozos entendian muy poco y olian bastante mal. Pero comimos kuzu shish (como es lo unico que se lo que es y como viene, vengo pidiendo eso hace unos dias. Es brochette de cordero básicamente, con arroz y a veces con papas. Kuzu es cordero, tavuk es pollo. Son las dos variantes que he probado). Y ahora seguimos el camino rumbo a la capadocia (kapadokia creo q se escribe y pronuncia), nos faltan 200 km. En sí, el viaje no es largo en km (capaz 500? Un poco mas), pero la primera parte era muy montañosa (ahora es una llanura total), y el microbús este no puede andar a mas de 90 (según la polis que nos multó) y ademas en las curvas mega monstruosas y bajadas y subidas no podemos meter más de 70 km por hora porque sino nos matamos. Yo manejé un rato y creo que anduve bastante mejor en la montaña.

Eso viene siendo hoy. Pero voy a contar los dos dias que llevo atrasados.

Ah, información extra. Venimos jugando a adivinar cosas de turquia y Grecia, por ejemplo cuanta población tienen. Yo le erre por lejos. Dije 25 millones turquia y 38 millones Grecia. Resulta que el oráculo google nos respondio a traves del blackberry de mi madrina, y dijo que turquia tiene 72 millones y Grecia 11 y pico. Hablando del blackberry y mi madrina, nos vienen salvando de perdernos en las entradas y salidas a las ciudades, porque mamá muchas veces no hizo los deberes y no tiene claro donde quedan los hoteles, entonces el gps del blackberry nos lleva perfecto. (papá preguntó por un gps cuando le trajeron la van y el señor de europcar turquia se le rio en la cara).

En fin. El ultimo dia que me reporté estábamos yendo a la playa. Eso fue antes de ayer. Llegamos a Patara desde Marmaris (que yo dije que era como jaureguiberry, pero como es en turquia, es cool igual). Patara es una playa no congestionada, porque es larga, y no tiene civilización alrededor, solo un parking y un parador. Por ende te alquilan sillas pero te las ponen donde vos queres, y no estas amuchado con el resto de la gente. Y la playa tiene olas! Algo rarisimo para las playas que hemos visto, que son todas un plato.

Hicimos camping en dos sombrillas y cuatro reposeras que alquilamos y nos dimos unos baños de sol y mar durante un rato. Mas de sol que de mar, porque quedé super achicharrada. Pero bueno, ahora tengo un colorcillo un poco doloroso pero color al fin.

Almorzamos ahí (una especie de almuerzo, los que quisieron comieron. Yo tomé un yogur, que acá es raro el yogur. No tiene gusto, es como una crema blanca espesa, que no es tan rica porque le falta azucar, pero con frutas mezcladas pasa. En todos los desayunos esta el mismo yogur que parece salsa blanca, no han oido hablar del conaprole de frutilla ni del biotop.

Y después tomamos otro poco de sol (yo debajo de una sombrilla) y nos fuimos a kas. En Patara también hay ruinas, pero estamos un poco sobrepasados de ruinas y las vimos de lejos. Ademas hacia un calor, pero no me explayo más sobre la temperatura. Imaginen que todo lo que cuento esta impregnado de calor, y cuando haga frio les aviso.

Con mi bronceado de camarón llegamos a kas, que es un mini pueblo en una bahia, le estan construyendo un mega puerto de veleros, pero todavía solo funciona el puertito chico, donde hay unos cuantos barquitos, y una plaza, y alrededor de eso funciona el pueblo. Nos quedamos en un hotel bastante bueno salvo por dos cosas. La primera es que estaba como encajado en la ladera de la montaña y por ende era una especie de edificio escalonado, y no tenia ascensor. Y nuestra habitación quedaba como en el 4º piso por escalera, y las valijitas tan livianas que tenemos tuvieron que ser acarreadas por un pibe flaquito (17 años? 19?) que me dio pena. Yo subi la mia y llegue sin aire. Y el otro motivo es que el tipito ese no entendia ni jota de inglés, y yo ni jota de turco. Y de noche quise abrir mi cuarto y no podía, como que no giraba la llave. Así que baje los cuatro pisos hasta la recepcion y estaba el joven. Y trate de gesticular y hablarle y contarle de mi problema pero era imposible, tuvo que ir a buscar al viejo dueño del hotel (gay, según papa), que hablaba ingles bien, para explicarle. El viejo mando al joven a abrirme. Fue subir los cuatro pisos, meter la llave y chas, abrió al toque. Me miraba tipo “sos idiota” y se reia. Y yo no sabia donde meterme. Son los problemas de la estupidez y el no conocer el idioma combinados…

En kas salimos a caminar de noche por el pueblito y nos encontramos con sujetos muy comicos. Nos sacamos fotos en la escollera, y después anduvimos por un lugar de alfombras donde un tipo nos entró a hablar, a ver de donde somos, y que buscaba mujer y que ya habia estado mamá ahí mirando las alfombras y le habia contado que tenia 3 hijas, no sé, un plomo. Era verdad lo de q mamá ya había ido.

Así que nos sentamos a esperar a papá y mamá en un banco en la plaza, y al lado nuestro había otro banco ocupado por dos viejitos. Era una vieja con pañuelo en la cabeza, y un viejo raquitico, que miraban a la nada y charlaban poco entre ellos. Y en eso llegan mis padres, y papá se pone a hablar un dialogo fantastico con los viejos, porque ninguno le entendia al otro! Papá hablaba en señas y le decia “yo Eduardo”, parecia indio! Y los viejos no sé q decian, creo q le estaban mangueando cigarros, tratamos de explicarles donde quedaba Uruguay pero era imposible, pero divertidisimo. Aparte papá agarró la costumbre de intercalar frases en español que obviamente los tipos nunca captan, tipo “pah, no te entiendo un joraca”, y es comiquisimo.

Cenamos por ahí, y aca si está lleno de gatos, siempre hay por todos lados gatos, alrededor de las mesas en las plazas buscando que les tires algo de comer, en éfeso entre las ruinas, en el hotel en los balcones. Muy tiernos.

Al día siguiente (ayer) salimos de kas hacia un pueblito que se llama ucagis (c con colita, y ni idea como se pronuncia ni completamente segura de cómo se escribe), que queda en frente a una isla (kekova) donde hay restos de una ciudad que se hundio en un terremoto. Ahí paseamos en un barquito durante dos horas, nosotros solos con el capitan que se llamaba algo asi como kursat (pronunciado curshut o simil, tenemos una tactica con papa que es si no sabemos como se pronuncia, decirlo rapido y como si fuera aleman, aunque no sabemos aleman ninguno de los dos), que nos habia recomendado el señor viejo del hotel de kas.

El capitan muy bien, super discreto, nada plomo, nos paseo por la ciudad que se ven los restos de casas y unos muelles abajo del agua (se veian clarito esos), y en otro lado tumbas lisias, y después nos llevo a una caletita donde ancló y nos bañamos, el agua espectacular.

Y después, antes de zarpar de vuelta al puertito, nos trajo una bandeja con té de manzana, que parece que es una costumbre muy tipica y queda mal rechazarlo (los turcos son super hospitalarios! No nos dejan cargar ni una valija, y en los restoranes nos invitan con frutas o café o té on the house). Cuestión que no paso el té, y menos a 35 grados de calor al sol, y se lo tomó papá. Hablando de tomar cosas, la bebida turca nacional es el raki (la ere no es erre en el turco, siempre ere), papá ya lo probó y se lo tomó todo, aunq dice que es igual al ouzo griego, con otro nombre. Cuando pidió ouzo en santorini le sirvieron un vaso enorme y lo tiró cuando el mozo no miraba porque no le gustó.

Bueno, después del barquito fuimos a almorzar a lo de Hassan, un tipo que es identico a un pirata, y en el menú aparece una foto de él con un plato de pescados enormes. Acá es común que te quieran mostrar los megapeces que tienen así vos elegís uno y te lo comés, pero son enormes y te los muestran recién pescados, es horrible, te los ponen adelante en la mesa, apenas te sentás. No hemos probado nada de eso. Nos atendía Burja, la hija de hassan, una nena de unos 13 años capaz. Papá le decía cualquier cosa menos el nombre. Pobre Burja. Papá es un penal tratando de hablar en turco. Le iba mejor con el griego.

De ese pueblo nos fuimos a Antalya, a donde llegué manejando yo. El camino era todo bordeando las lineas de la costa, muchas curvas porque hay muchas caletas, que en general tienen playitas abajo, algunas minusculas, y muchas inaccesibles, porque la ruta va alto, y bajar a la playa es imposible desde el camino, y a los costados es acantilado puro.

Cuando llegamos a Antalya ni idea donde quedaba el hotel, y es una ciudad enorme, sobre todo por lo larga, porque se extiende varios kilómetros a lo largo de la costa. Llegamos gracias al gps, a The Marmara, un hotel que para mi se lleva el lugar numero uno del ranking de hospedajes de este viaje y capaz de mi vida. No por lo lujoso sino por lo original. La fachada era medio terraja, pero adentro era como Alicia en el país de las maravillas. Los cuartos eran gigantes, las paredes eran una rosada, una a rayas verde y azul, y el baño amarillo con detalles fucsia. Unos dibujitos de macacos hechos en paint estaban en todos lados. Y lo mejor era el piso 6. Era la piscina/jardín/restoran/lugar de desayuno/biblioteca/bar/computadoras, todo decorado locamente pero lindo, con hamacas que eran silloncitos tipo luis 14 colgando del techo altisimo (ni idea si son luis 14 pero es un decir), absolutamente magistral. Además habia un monton de gente, muchos jóvenes, que estaban en una conferencia, asi que el lugar tenia mucha vida. Y después dos cosas más para mencionar del hotel.

Primero, la habitación de papá y mamá, que quedaba como en otro edificio que salía del jardín del pìso 6. La habitación en si no era tan grande como las nuestras y un poco guisa, porque tenia una bañera atrás de la cama (era como para mieleros) y una decoración con escobas rarisima. Pero parece que papá miró por la ventana y daba como a un parking, feote. Y al rato miró de nuevo y daba directo al mar! Resulta que ese edificio aparte GIRABA. Nos paramos abajo, estaba como en una plataforma, y pusimos un pie de un lado y el otro del otro, enfrentados, y al minuto ya te dabas cuenta de que uno habia quedado atrás. Fantabuloso fantástico.

Y lo otro para mencionar es la bajada a la playa. No tenia playa el hotel, sí una piscina inmensa. Y el jardín daba a un acantilado. Pero te metias a un edificio blanco en el jardin que tenia ascensores, y bajabas del piso 6 al 0 (directo, sin pisos entre medio) por esos ascensores a traves de la roca pura, y salias a un túnel largo, y del tunel emergías a unas especies de plataformas con reposeras donde te tirabas al agua. Increíble. No tuvimos ni tiempo de disfrutarlo, una lástima. Yo queria quedarme hoy de mañana pero como dicen que el viaje es largo tuvimos que salir temprano.

Y anoche cenamos ahí en el hotel. En realidad, fuimos a cenar tipo 9 menos cuarto, y la comida llegó 9.25, y nos embutimos rapidisimo lo que pedimos para ir a ver el partido a uno de los cuartos, con la bandera colgada en la ventana para variar. Triste y emocionante y honroso partido. Uruguay 2 Holanda 3, gritamos mucho con el gol de forlán, y el de maxi vino como un digno final, vamos a por el tercer puesto. En el entretiempo volvi a salir con la bandera colgada, como en rodas, a comprar unos helados al piso 6 (nuestras habitaciones eran en el 18 y 19), y los mozos turcos no entendian nada de que eramos de Uruguay asi que no tuvo ni gracia. Uno nos dijo tres veces que eramos de Italia. Tarado.

Ah me olvide de contar que habia un botones muy cargoso, que nos lo encontramos varias veces por el hotel y nos regalo caramelos y a mi hermana le pidio el skype. Los turcos son cafishios tambien, diria papá, que dijo que los griegos eran. No se qué son, pero llamamos la atención con nuestro idioma y forma de ser, que para algunos debe ser una atrocidad, y en Konya nos miraban raro por la ropa.

Y hoy desayunamos un desayuno muy variado, y al auto, y a salir de antalya con el gps, y al costado de la ruta vendian unas cosas que cocinaban en unas ollas, y paramos porque mama queria saber que era. Al lado de la olla habia un niño gordito y un cajon lleno de cascaras de choclo. Y mi hermana bajó del auto gritandole “hey, qué hay en la olla?”, asi en castellano uruguayo puro, pero el nene le mostro que habia choclos mientras nos reiamos de la forma de hacernos entender con los turcos.

Van 5 páginas de Word, nadie va a leer esto, asi que dejo de escribir y me pongo a mirar el paisaje, que sigue siendo llanura total. Falta menos para kapadokia, donde vamos a un pueblito llamado Uchisar, al hotel más caro del viaje, aunque dudo que sea mejor de The Marmara.



(esto no tiene nada que ver pero es taxi en turco y me parecio comico)

lunes, 5 de julio de 2010

Periplo (XII) – bodrum, efeso, marmaris

No me acuerdo bien donde quedé, creo que conté la ida a Kos (donde nació la medicina moderna porque ahí nació Hipócrates, para todos mis amigos médicos), y después de eso tomamos otro ferry (turco) para ir de kos a bodrum. Resulta que después de unas confusiones en la aduana subimos casi ultimos al ferry, pero habia dos, y aparentemente ibamos cuatro en uno y dos en otro. Y los turcos no nos sabian explicar nada porque pocos chapucean el english, no es como en Grecia. Y nosotros que queriamos ir todos juntos nos gritabamos por las ventanas de uno a otro. Todavía no habiamos zarpado asi que los dos que quedaron aparte (papa y una hermana) pidieron para cambiarse y fuimos todos juntos. El viaje bien, por lo menos habia vientito asi que el calor no era tan grave (en los ferrys se puede ir en la cubierta), pero después me fui abajo a dormir, es tremendo como necesito dormir en todos los medios de transporte. Es subirme a un barco o avion o taxi o bus y ya se me empiezan a cerrar los ojos.

Bueno, al llegar al hotel bodrium, después de pagar tarifas de aduana (los uruguayos no, pero los que tenemos pasaporte español teniamos que pagar 15 euros), lo primero que hice fue darme un chapuzon. Eran las 7 y pico de la tarde pero la piscina era espectacular, habia mieleros por supuesto pero se fueron al ratito, supongo que a fabricar miel. Nos trajeron el auto (auto es un decir, es un minibús con cuatro filas de asientos, que le dejamos tres para tener lugar para las mega valijas. Es una Renault traffic negra y tiene aire acondicionado que es lo mas importante en estos lares), y cenamos en el bar del hotel, calypso, comida no turca, viendo el partido de España-Paraguay.

Ayer amanecimos temprano para ir a ver el castillito de Bodrum, que tambien fue construido por los caballeros de la orden de san Juan de Jerusalén. Está lleno de esos castillitos, son bastante parecidos entre sí, pero este era además un museo de restos de barcos hundidos, llamémosle restos a unas ánforas y unas botellas de vidrio, anclas y cosas así. Pero ademas habia unas recreaciones, por ejemplo en un cuarto habia una mesa larga y todo banderines colgados en el techo, bien medieval, con armaduras y los “graffitis”, como les dice papá a las escrituras talladas que hacian los caballeros en las piedras de las paredes. Lo bueno era que en algunas exhibiciones habia aire acondicionado, porque, nunca me canso de repetirlo: ACA EL CALOR ES MORTAL!!! (acabamos de pasar un reloj en la calle que marca 40º, son las 11.30 de la mañana). Ademas bodrum es un puerto donde hay muchos pero muchos barcos de madera, veleros que son tipicos de bodrum, que se llaman gulets. Paseamos por el puerto y después nos subimos a la mega van para dirigirnos a efeso, a mas de 100 km de bodrum.

Yo fui de copiloto, porque mamá paso como 6 meses organizando este viaje pero parece q no tiene idea de hacia donde hay que ir… asi que llegamos fantásticamente gracias a mi (el mapa y yo somos el gps). Antes almorzamos en kusadasi, que se pronuncia kushadasi porque la s tiene una colita como la de la c portuguesa (de esas tambien hay). En el almuerzo probé algo turco, que se llamaba nosequé kavurma, un pollo re picante, tipo guiso, con verduras y aparte traia arroz, pure y papas fritas. Rico pero después me tome como 2 litros de agua y un helado para calmar el calor bucal. Ah y ya que estamos comento algo que viene traumándome desde hace rato. Los europeos no se bañan! O no usan desodorante! O comen con mucho ajo!!! No sé, pero cuestion que muchos de ellos (no todos, por supuesto) huelen asqueroso. En el bus a lindos se me sentó uno al lado que me hacia tener que ir lo mas contra la ventana posible por su aroma, y el mozo de kushadasi tenia una baranda terrible!!! No digo que yo sea una florcita ni mucho menos, con el calor que hace, pero flacos, saben lo que es el rexona?

Llegamos a éfeso, finalmente, que son unas ruinas al pie de un monte (no sé como se dice cerro en turco). Son, según lo que entendi, las ruinas de la ciudad de éfeso, que era como una metropolis de la zona en su época. Cuestión que éfeso empezó cuando a un rey medio pirucho se le ocurrio fundar una ciudad y le pidio al oráculo que le dijera donde construirla. Resulta que el oráculo le dijo algo asi como que los peces y los jabalíes le iban a indicar dónde. Un día el rey estaba comiendo unos peces que pescó en un arroyo y el pez saltó al suelo (capaz entendi mal), y justo del bosque salio un jabalí, entonces se le iluminó la lamparita al rey y decidió construir la ciudad ahí mismo. Ese rey era jónico, si mama no me mintió, y después éfeso fue griega y después vinieron los romanos, y las ruinas que quedan hoy son romanas. Pero está todo escrito en griego porque los locos mantenian el idioma del lugar que conquistaban. Así que pudimos leer algunas cosas con nuestro griego básico y nos sentimos super eruditos.

La ciudad la hicieron en honor a la diosa Cibeles (la misma de la fuente de Madrid), que los griegos la convirtieron en Artemisa, y después los romanos la transformaron en Diana.

Hacia calor pero no tanto como en otros momentos del día, y caminamos toda la calle de mármol, que está rodeada por columnas y pedazos de civilización que no se entienden muy bien lo que son. Lo que más me gustó fue la biblioteca de celsus, si no me equivoco ese era el nombre del señor, que tenia cuatro estatuas en honor a la sabiduría (Sofía o ∑ΩфΗΑ en griego), la inteligencia (nnoia o algo asi), el conocimiento (epistemi ΕΠΗΣΤΕΜH) y la virtud (aretí que se escribe APETH). Acabo de descubrir las letras griegas en esta pc asi que voy a tratar de escribir mi nombre en griego: MAΓΔΑΛΕΝΑ. Qué feliz que soy!!! Ahora, el turco es más chino que el griego y dudo que ni siquiera intente aprender algo… pero sé toda la histora de mustafá kemal attaturk (algo asi?), como el artigas de turquia, o tambien puede ser el jose batlle y ordoñez, que está en todos lados en monumentos y fotos etc, y parece que ese señor mandó hacer el esperanto.

Bueno, éfeso muy bonito y ruinoso, sacamos muchas fotos, algunas mejor borrarlas, porque evidentemente para evitar el aburrimiento con mi hermanilla del medio por lo general en este tipo de monumentos de la humanidad comenzamos a sacarnos fotos pavas, incluso nos metimos en unos sarcófagos…

Después vuelta hacia el sur y hacia la costa, a marmaris, un balneario que estaba llenisimo de gente el domingo a las 11 de la noche. Ahí dormimos en el hotel royal maris (maso pero tenia Internet gratis), y como en marmaris no hay mucho para ver hoy salimos a eso de las 10 hacia kas, donde dormiremos hoy de noche, después de hacer playa en patara, a donde nos dirigimos en este momento. Escribo desde el micro bus. Ya nos paró la polis turca (police es polis y taxi es taksi), nos multó por 130 liras turcas (algo asi como 60 euros) por excedernos en velocidad (ibamos a 101 km por hora) y bueno, falta poco para llegar a la playa J.

Ah y ayer cuando volviamos de éfeso venia manejando papá pero se aburrió o se cansó y me dio a mi, pero no duré ni 20 km porque empezó un camino de montañas terrible, 9 km de bajada a 10% de inclinación, hice los primeros 4 pero me estresa eso de ir frenando con los cambios, y eran unas curvas super cerradas (vuelta en u), habia que ir a 30 o a 50 km por hora, asi que le devolvi el volante, bajamos una mega montaña y después hasta marmaris fue todo entre las montañas, pero mas bajo. Unos precipicios terribles, y como van 6 vidas en este micro bus prefiero no ser yo la que las despeñe por un acantilado. Turquia es montañosa (no montañas altas pero sí muchas), acá hay más vegetación pero igual es seco. En bodrum habia muchos olivos, ahora vemos puro pino y alamos y cipreses. Hay pasto amarillo pero hay cultivos verdes, y algunas vacas, caballos muy flacos y cabras. Ayer entre las montañas y la bruma (hay como una bruma permanente, los cerros un poquito lejos ya no los vemos) vimos ponerse un sol rojo rojo rojo, magico. Yo lo vi por el retrovisor mientras trataba de no chocar. Por suerte los turcos manejan bastante bien.

Después contaré de la playa, y mi primer baño en el mediterráneo. Queda una semana turca y después roma, ya pasó volando la mitad del viaje L.

sábado, 3 de julio de 2010

periplo (XI) - se buscan uruguayos en rodas para festejar!










(rodas)

Qué día! Oh margot! Rodas a full y después, Uruguay con toda!


Empezamos temprano, tomandonos un bus a lindos, un pueblillo que queda a 52 km de rodas. Cuestion que fueron 1 hora y 30 de bus, en unos mini asientos casi sin espacio para mis pequeñas piernas. Caótico viaje, porque entrabamos a mil pueblitos y cosas, y una pareja de italianos que iban con sus bebés mellizos tuvo inconvenientes. Resulta que uno de los bebés, Fabio, se cayó al suelo, y se golpeo la cabeza horrible. Eso no lo vi. Yo vi que el nene después vomito como 3 o 4 veces, y a la madre se le cayo el otro nene, q no me acuerdo el nombre, cuestion que tenia a uno medio con conmocion cerebral y el otro que tambien lloraba, olor a vomito y el conductor que era un nazi (porque subieron alemanes y hablaba aleman perfecto, y les ordeno a los alemanes que se bajaran porque le habian errado de bondi un tanto brutamente).


Resulta que llegamos a lindos, que es lindo, justamente, pero con un calorrrrr. Insoportable es poco. Y como yo sufro el calor y mal, me baja la presion y me siento aplastada, fue medio tortura el paseo.


Lindos es un pueblito al pie de una colina, sobre la costa. En la cima de la colina hay una fortaleza medieval y los restos de una acrópolis. De pinta precioso, y muy azul turquesa el agua y todo bonito hasta ahí. El tema es que había que subir hasta alla arriba, y las opciones eran dos: una en burro y otra a pata. En burro habia una fila gigante de gordos esperando para subir (son como los taxis), pobres burritos, chiquitos y subiendo todos esos escalones con un yanqui inmenso arriba. De ahí que empiecen a surgir dichos en este viaje tales como: “infeliz como burro griego”.


Así que fuimos a pata, y la verdad que para mi hacían como 45 grados. No aguanté en la cima de la acrópolis, me tuve que meter debajo de un ciprés que había en la puerta de la fortaleza. De las ruinas no quedaba mucho. Y el pueblito tenia un estilo santorini pero menos encantador.


Lo nuevo para mí era la playa. Pero tengo un problema gigante con el hacinamiento de estas playas! Es como que está toda la arena cubierta de reposeras y sombrillas (que te cobran 8 euros, obvio), unas al lado de otras, y apenas hay lugar para caminar y menos para poner una toalla propia y gratuita. Así que nos mojamos las patas, comimos algo en un bolichón de la playa y nos fuimos a tomar el bus, siempre bajo el calor insoportable. ah y en las playas hay diosas tetis, como le dice papá al topless. de ahi surge otro dicho: caído como topless de rodas.


En el bus iba Fabio y su familia otra vez, por lo menos estaba vivo el pequeño que no es poca cosa! Y no se cayó más, por suerte. Los asientos eran un poquito más grandes que en el ómnibus de ida, y dormí un poco más. En un momento me desperté por unos aplausos y grititos, resulta que habíamos parado y un chico estaba haciendo pis al costado de la carretera. Era un pasajero nuestro que se ve que no pudo aguantar. El chofer nazi nunca lo hubiera permitido, pero este otro sí, y le dijo thank you el muchacho y seguimos camino a rodas.


Vinimos al hotel, porque estábamos asqueados de calor. Yo me di una ducha y me puse a lavar ropa. Todavía no se secó y eso me preocupa.


A las 5 habiamos quedado para ir a ver la ciudad vieja de rodas, que es una fortaleza que construyeron (a ver si me acuerdo) algo así como los caballeros de san Juan de Jerusalén, en la época de las cruzadas, tipo 1200 o 1400, años más años menos. Yo fui a las 5 y media sola, porque no habia terminado mi laundry. La ciudad amurallada está bárbara, todo lindo y peatonal y lleno de comercios de todo tipo, manteniendo el look medieval, con toques bizantinos, algunas fuentes pintorescas, ruinas de cosas y muchos lugares para comer. En todos lados estaban pasando brasil-holanda. Resulta que en rodas son mucho más futboleros que en santorini y atenas.


Me encontré con parte de mi familia por ahí vagando, y volvimos por lo que viene a ser la rambla, pasando por el puerto (de donde salimos mañana en ferry), y sacando un montón de fotos que me gustaron de las murallas al atardecer. En el puerto hay una abertura en los muelles y un ciervito en cada lado, que es donde en teoría estaba el coloso de rodas, marcando la entrada para los barcos, que tenían que pasarle por entre las piernas. Los ciervitos son un macho y una hembra, porque uno tiene cuernos y amiguito y el otro no.


Y después quedaba la cereza de la torta. Ver Uruguay-ghana, que lo vimos todos juntos en el cuarto de mis hermanas (en rodas yo duermo con mi madrina, vamos turnando). Papá compró comida pero comida para él (fiambres y cosas q no me gustaban mucho) así que en el entretiempo salí a comprarme comida. Íbamos perdiendo pero igual me llevé la bandera sobre los hombros hasta el mini super de acá a la vuelta. La gente me miraba raro (en la terraza al frente del hotel estaban viendo el partido en un plasma enorme) y el de la recepcion, que me tiene de punto porque hoy me olvidé la llave adentro del cuarto, me señaló la bandera y me dijo “not so good”.


Cuestión que fue una emocion imponente, creo que los de los pisos de arriba y de abajo se enteraron de todos los goles y manos de Suárez y demás (creo que cuando vuelva a montevideo, en la plaza independencia va a estar Suárez montado en el caballo en vez de artigas). Es muy gracioso escuchar el partido relatado en griego. O sea, entendiamos los nombres y poca cosa más, pero cuando decian “Uruguay gana” (Uruguay-ghana), lo interpretábamos a piacere. Y cuando terminaron los penales yo quería refregarle el not so good al taradito de la recepcion asi que bajamos con la bandera, descalzas, a corretear por el lobby, muy comico. La gente nos miraba como que fuéramos locas. No estaba el de recepción, una pena. Pero si lo veo mañana le digo así, en uruguayo “tomá, pa vos!”.


No creo que lo vea porque nos vamos a las 7.30 de la mañana al puerto, para tomarnos un ferry 8.30 a la isla de Kos, para tomarnos otro a las 4 a bodrúm, Turquía. La mitad de los destinos están cumplidos (Madrid y Grecia), pero queda la mitad más larga (Turquía y Roma). Madrid me enamoró un poquito y Grecia me encantó. Así que espero que lo que falta sea aún mejor. Y lo bueno es que en Turquía vamos a seguir agitando la bandera de cuatro rayas azul cielo y un sol! Uruguays ne! Holandia ojí! (Uruguay sí! Holanda no! Por ahora lo sé en griego. Después lo averiguo en turco). Arriba Uruguay!

(rodas)


(rodas)



(lindos)

(lindos)

(lindos)